e-limbo, e-zine de informacion y analasis de modos de vida actual
 
29.04.2017 / Sesión no Iniciada 
_MúSICA

 _enviar articulo

e-mail emisor
e-mail receptor
Ayúdanos a evitar contactos automáticos
Anti Spam
Texto
 

En estos tiempos de hipercomunicación bastaría la invitación de enviar a un amigo cualquiera de los textos que consideres interesantes algo redundante: demasiada comunicación, demasiados textos y , en general, demasiado de todo.
Es posible que estemos de acuerdo... pero cuando encuentras algo interesante en cualquier sitio, la red, la calle, tu casa, o un lugar escondido y remoto, compartirlo no sólo es un acto (acción, hecho) de amistad o altruismo, también es una manera de ahorrar tiempo a los demás (y de que te lo ahorren a ti (si eres afortunado) a costa del tiempo que tu has podido derrochar (emplear) y el gustazo de mostrar que estuviste ahí (o donde fuera ) un poco antes (el tiempo ya no es más el que era).
Comparte con tus conocidos aquello que encuentras, es evolución.
El trio de la tos
27-06-07 José Manuel Costa 

 

La reunión de uno de los grandes artistas bebedores de los últimos años, el incomparable Mark E. Smith (líder y «alma mater» de The Fall), y uno de los grupos considerados como más matemáticos del último decenio, Mouse On Mars, sólo podía acabar en una nueva música, quizás estilo que vamos a bautizar de entrada como «alcohomatismo».

Lo cierto es que la unión de estos aparentes opuestos posee una lógica interna.

Aunque es algo complicado disponer de toda la discografía de The Fall y mucho menos recordarla, parece evidente que Mark E. Smith andaba buscando un entorno en el cual pudiera seguir experimentando con la electrónica, cosa que había hecho a trompicones. De la misma manera, Andi Toma (Colonia) y Jan St. Werner (Düsseldorf) habían ido ensuciando su sonido hasta conducirlo a una cercanía con grupos berlineses de la cuadra Shitkatapult, como su mismo fundador, T. Raumschmiere. De ahí a reunir energías sólo había un paso que ha germinado en este disco compacto. El mero hecho de que el proyecto reciba un nombre propio (combinación de la Baviera sureña y de un remedio británico para la tos) y hayan planeado una gir