e-limbo, e-zine de informacion y analasis de modos de vida actual
 
28.04.2017 / Sesión no Iniciada 
_Sociedad

 _enviar articulo

e-mail emisor
e-mail receptor
Ayúdanos a evitar contactos automáticos
Anti Spam
Texto
 

En estos tiempos de hipercomunicación bastaría la invitación de enviar a un amigo cualquiera de los textos que consideres interesantes algo redundante: demasiada comunicación, demasiados textos y , en general, demasiado de todo.
Es posible que estemos de acuerdo... pero cuando encuentras algo interesante en cualquier sitio, la red, la calle, tu casa, o un lugar escondido y remoto, compartirlo no sólo es un acto (acción, hecho) de amistad o altruismo, también es una manera de ahorrar tiempo a los demás (y de que te lo ahorren a ti (si eres afortunado) a costa del tiempo que tu has podido derrochar (emplear) y el gustazo de mostrar que estuviste ahí (o donde fuera ) un poco antes (el tiempo ya no es más el que era).
Comparte con tus conocidos aquello que encuentras, es evolución.
Clases de dibujo
04-04-07 Antonio Soto 

 

El señor Pous, mi profesor culturista de dibujo, no tenía la pilila corta, pero sí la imaginación, por lo que supongo que la historia que nos planteó como ejercicio de clase era prestada.



"Caballeros, atención por favor –(por aquel entonces, los profesores ciclados de dibujo nos trataban de usted)-. Les voy a contar un cuento del que tendrán que sacar conclusiones ilustradas.

Érase una vez un niño de unos once o doce años, la edad que tienen ustedes en este momento. El niño se llamaba Pedro Juan y era el hijo único de don Julián, concejal de residuos sólidos y alférez provisional, y doña Marisa, sus labores –(resulta evidente que el señor Pous se estaba gustando, dado lo detallista de la narración)-. Pues bien, -prosiguió- a Pedro Juan se le consentía todo, en su condición de niño mimado. Tan sólo una cosa le estaba vedada: no debía entrar bajo ningún concepto en la habitación que permanecía cerrada al final del pasillo. Lo cierto es que Pedro Juan no había sentido nunca demasiada curiosidad por lo que pudiera ocurrir detrás de aquella puerta. Cuando convives desde siempre con una costumbre, por extraña que ésta sea, termina por parecer algo natural. Sin embargo, de un tiempo a esta parte el niño comenzaba a experimentar cierta inquietud cada vez que su madre limpiaba aquella habitación. ¿Qué esconderán mis padres en esa habitación? –se preguntaba-. Debe tratarse de un secreto terrible. Algo tan espantoso que ni a mí, su hijo, pueden confesar. Y en estas conjeturas entretenía las horas el bueno de Pedro Juan, cada día más resuelto a investigar el misterio.
-(En este punto, el señor Pous sacó una mancuerna de uno de los cajones de su mesa, bajó de la tarima y se paseó entre los pupitres mientras ejercitaba sus bíceps)-.
Doña Marisa – continuó con calma sabiéndonos atrapados por la historia- era la única persona que entraba en la habitación. Todas las mañanas de sábado doña Marisa, pertrechada de plumero, aspirador, escoba, recogedor, espuma seca Hurra y trapos viejos, sacaba del bolsillo de su bata una llavecita niquelada con la que abría la puerta de la habitación prohibida. Después, cerraba tras de sí y limpiaba durante una hora u hora y media. En el pasillo reverberaba el runrún del aspirador –(al señor Pous, definitivamente, le había sobrevenido el estro)-.
Nuestro querido Pedro Juan, entretanto, comenzaba a esbozar un plan. Su madre siempre se daba un baño después de la limpieza sabatina, momento que aprovecharía para robarle la llave, abrir con ella la puerta de la habitación del fondo del pasillo y descubrir, por fin, los que sus padres le ocultaban. Pero antes tendría que averiguar el lugar donde doña Marisa guardaba la dichosa llavecita. Así que Pedro Juan, ni corto ni perezoso, se escondió debajo de la cama del dormitorio de sus padres y esperó. Al rato llegó doña Marisa que, fatigada tras sus labores, vino a sentarse en el borde de la cama. Pedro Juan contuvo la respiración. Pero al poco su madre se levantó, se despojó de la bata que dobló sobre la cama y entró en el cuarto de baño. Sin pensárselo dos veces, Pedro Juan abandonó su escondite, robó la llavecita del bolsillo de la bata y salió al pasillo. Poco a poco, pasito a pasito, con el corazón retumbando en sus oídos, el niño llegó a la puerta de la habitación secreta, introdujo la llavecita en la cerradura, la giró sin impedimentos, abrió y… -(el señor Pous se tomó un estudiado respiro. Los niños, con los ojos como platos, impacientes, esperábamos la conclusión del cuento)-. Y… -continuó con parsimonia- y este es su trabajo, caballeros. Averigüen qué es lo que había tras aquella puerta y dibújenmelo con buen trazo y limpieza".

Mi mente, sometida a un precoz proceso de licuefacción al que no eran del todo ajenas las sesiones triples en el Cine Aliatar, tendía a la deducción macabra. En el Aliatar –es un inciso- proyectaban tres películas cada tarde, las mismas durante una o dos semanas. La primera sesión comenzaba a las cuatro de la tarde y la última peli terminaba a eso de las nueve y media. Los niños entrábamos a las cuatro, la hora de la película tolerada, y salíamos de noche después de tragarnos una de zombies, de disparos en la sesera ralentizados o, directamente, alguna guarrada sueca disfrazada de documental científico. Lo que me pasma de todo este asunto no es tanto la permisividad moral de mis padres y del acomodador, sino la de horas que podía tirarse un niño fuera de casa sin que nadie pareciera preocuparse demasiado. El caso es que –retomo- estas películas iban disolviendo mi débil entramado neuronal. Así, las retorcidas soluciones que me inspiraba la historia de Pedro Juan iban más encaminadas hacia la casquería abundante que hacia la poética fantasmal. No obstante intenté, sin demasiada fe en mis capacidades, deducir al modo de Sherlock Holmes. La habitación, sin duda, era interior y carente de ventanas. De no ser así, Pedro Juan o cualquier otro hubieran podido cotillear y no habría secreto. Aunque, claro, también pudiera ser que sí hubiera ventanas, pero clausuradas o con las persianas echadas permanentemente. La historia, de este modo, ganaba en morbo. Por otra parte, seguro que Pedro Juan pegó la oreja a la puerta en algún momento. Si no escuchó nada es porque nada vivo respiraba tras ella. Esto, de entrada, tumbaba mi teoría del hermano albino y discapacitado de greñas apelmazadas, uñas afiladas y dientes con sarro. ¿Un tesoro? ¿Un muerto? ¿Un muestrario de fantasías sado, con camas redondas, colchones de agua y espejos en el techo? Todo, quizá, demasiado obvio. Así las cosas, me rendí y permití que mis obsesiones cinematográficas encontrasen la respuesta al enigma.

Nunca he dibujado demasiado bien, pero aquel dibujo era bueno. El trazo elegante. El tema, superior. Una virguería. La puerta de la habitación, no cabía duda, se abría hacia otra dimensión, permitiendo así los viajes a través del espacio y del tiempo. De ahí el clásico zumbido propio de esta clase de viajes que Pedro Juan confundía, ingenuamente, con el del aspirador. No se puede negar que la idea era fantástica en todos los sentidos, puesto que permitía infinidad de interpretaciones. ¡Aquello era un filón! Podría haber dibujado dinosaurios, marcianos o al Papa de Roma vestido de torero. Pero, después de darle algunas vueltas, opté por representar a Pedro Juan de espaldas, frente a la puerta abierta, con un bocadillo que señalaba su cabeza en el que se leía: "¡Oh, Dios mío, es la puerta hacia otra dimensión!". Tras el umbral, unas señoritas en bikini futurista disparaban pistolas láser. En definitiva y sin falsa modestia, se trataba de una puñetera obra maestra. El señor Pous, sin embargo, no pareció asimilar la grandeza de mi creación, por lo que tuve que conformarme con un 6'5. No así el cabrón del Lluesma Guridi, el listillo del curso, que sin pegar ni chapa sacó un 10. El Lluesma se limitó a dibujar una habitación vacía, en claroscuro. Cuando el Pous le preguntó que qué significaba aquello, el listillo cabrón le respondió: "En la habitación no había nada, señor Pous. Era una prueba que los papás de Juan Pedro le habían puesto para probar su obediencia". ¡Hay que joderse! Un 10. Todavía me escuece, y ya ha llovido.

Por cierto, habrá quien a estas alturas se pregunte cómo sé que mi profesor de dibujo no tenía la pilila corta, pero, como se suele decir en estos casos, ésa es otra historia.


   
 

Rating: 2.8 - 4 voto(s).

   
_COMENTARIOS
No existen comentarios.
Comentario / Comment:
  atención: para realizar comentarios tienes que ser usuario registrado.
        

_HistÓrico_Sociedad

12-04-16_ Como salir del odio: entrevista al filósofo Jacques Rancière
10-01-10_ ¿ Y si el asombro llegara a su fin? * UMBERTO ECO
31-08-08_ Juegos en PEKÍN
16-11-07_ Bunker Spreckels * Los excesos de un depredador
14-10-07_Marshall McLuhan * GAMES
04-09-07_ Chapoteando en el asfalto (como chupetear cabezas de camarones)
03-08-07_ Good copy, bad copy
09-07-07_ La familia y Münster
12-05-07_ Tom, Mickey, DeLillo... un hombre de verdad y otros atajos...
08-05-07_ La rara lengua: los pirahas
03-05-07_How Japanese Toys Conquered the World
24-04-07_ Gapminder disponible para todos...
21-04-07_ La iglesia católica elimina el limbo: sólo quedamos nosotros.
15-04-07_ The U.S. Vs John Lennon
02-06-07_ To Die Upon the Hand I Love So Well
04-04-07_ Clases de dibujo
04-03-07_ 9 classic educational films about drugs, sex and alcohol
02-03-07_ Confesiones de un pecador en el s.XXI
28-02-07_ Victor Manuel... atrapado por su pasado
10-06-08_ La alegría de vivir después del fin del arte
18-02-07_ Why Some of Us Don't Have Emotional Intelligence...
06-02-07_ Espías como nosotros
01-02-07_ The Great Afterlife Debate * Michael Shermer v. Deepak Chopra
29-01-07_ The Apotheosis of David Beckham
27-01-07_ Memento Mori
18-01-07_ Quiero dejar de no vivir
15-01-07_ Los nuevos feminismos (en El Pais)
14-01-07_ Voting with your trolley
07-01-07_ Sin menear el bigote
06-01-07_ Esto son 200 calorías
17-12-06_ Ablación * La tiranía de la superstición
09-12-06_ Odio Barcelona
07-12-06_ Probability beach
14-11-06_ SOTOK * más allá del más allá
10-11-06_ Madrid defeats Barcelona * Here's Why
03-11-06_Do Countries have strategies?
01-11-06_600 millones de euros
01-11-06_ Asesinos bendecidos
27-10-06_Montilla Nocilla (no silla)
25-10-06_Battle of the New Atheism
30-09-06_Campeonato del mundo de Ajedrez * Chips en el retrete
21-09-06_aclamados artistas contemporáneos
13-09-06_Breve Diccionario de Español para extranjeros (futbolistas)
13-09-06_The global politics of cricket
17-08-06_Un retrato del Siglo XXI
15-08-06_Speedo freaks
03-08-06_El periodismo deportivo
28-07-06_Muhammad Ali
22-07-06_Why Diving Makes Soccer Great * In defense of soccer's biggest villains.
27-06-06_Antes de hacer ejercicio, tome cerezas
10-05-08_ Como jugar Mahjong
27-06-06_It's inequality, love
13-06-06_Raúl asume con tristeza su suplencia... cachis
04-06-06_Planeta fútbol
05-06-06_Big interview * Lewis Hamilton
07-06-06_By the Light of the Equipment
07-06-06_The Super Fight
19-04-06_Wanna piece of this?
29-03-06_Federer Redux: More Than a Household Name
12-03-06_Cómo robar arte y colocarlo en el mercado
26-02-06_The Opposite of Doping
03-08-07_ La resurrección del dios argentino
08-02-06_Schumi contra Schumi
08-02-06_This Is My Board
03-02-06_For Surfers, All Waves Lead to Hawaii
26-01-06_The Underdog: How I Survived The World's Most Outlandish Competitions - Joshua Davis
27-01-06_Ferrari, ganar o cambiar
20-01-06_Tigris Mystic contre Boulogne Boys
18-01-06_Sepuku entre las piernas
16-01-06_Ayudas nutricionales de riesgo
09-01-06_He shoots! He scores!
19-12-05_The Super Fight
05-12-05_George Best: ¡No mueran como yo!
03-11-05_Male Athletes Aren't Ready for Gay Teammates
03-09-05_La rebelión histórica
09-06-06_Hagakure
29-09-05_Bushido
19-06-05_El cielo sobre ruedas
31-05-05_Joseph Ratzinger y los neumáticos de Valentino Rossi

_ORBITAL_Sociedad

_Servicios

test
Regístrate y disfruta de utilidades de administración y gestión de los contenidos de e-limbo*
Recibe las novedades en tu correo electronico.
El futuro está escrito en las estrellas... Horóscopo creado por J.G. Ballard y dedicado a todos vosotros.
Aplicaciones y herramientas necesarias para navegar y utilizar los contenidos del limbo electrónico e internet (www).
Artículos de e-limbo* en formato PDF preparados para viajar y aportar información allá donde estés. (y seguir salvando árboles)

_e-limbo * apoya

test

_Multimedia

_AUDIO >
Mais uma edição do podcast Música Livre para o Archivo Vivo, do Centro Cultural da Espanha/AECID. ...
_PODCAST >
Ante preguntas de oyentes y amigos, puedo responder ahora que Vía Límite continuará en Radio ...
_VIDEO >
SORPRESA¡!¡! An unreleased version of Talking Heads' "Psycho Killer" with Arthur Russell on cello
Optimizado: Firefox, Safari, Mozilla, Netscape, Konqueror, Explorer. Resolución óptima: 1024x768
ISSN: 1885-5229    Aviso Legal e-limbo.org*